alimentación

La mayoría de alimentos funcionales no están bien etiquetados

El consumo de productos enriquecidos y fortificados ha aumentado de forma progresiva en España (entre un 3,7% y un 153,7%, dependiendo del alimento) en los últimos años.

Estos productos deben incluir en el etiquetado información sobre la cantidad de alimento y el patrón de consumo requeridos para obtener el efecto benéfico declarado, si determinadas personas deben evitar su consumo, o si pueden suponer un riesgo para la salud si se consumen en exceso.

Enlaces patrocinados